Preguntas frecuentes

Queremos impulsar un sector asegurador con un lenguaje sencillo y comprensible para todas las personas. Por este motivo, compartimos las respuestas a las preguntas más frecuentes que recibimos de nuestra comunidad clasificadas en siete grandes categorías. Y lo hemos intentado hacer del modo más fácil y entendedor posible.

Correduría

Una correduría asesora, desde la profesionalidad, la imparcialidad y la independencia, a las personas particulares o a las empresas y organizaciones qué productos pueden cubrir mejor sus necesidades aseguradoras. Desarrolla un papel de mediador entre las personas, empresas o entidades y el mercado asegurador.

En cambio, cuando hablamos de una compañía o entidad aseguradora nos estamos refiriendo a la empresa que asume los riesgos de las personas o entidades que están aseguradas. Una entidad o compañía aseguradora ofrece diferentes productos a las corredurías o agentes. Es quien asume la asistencia en caso de siniestro o accidente.

Seguro

Un seguro es un contrato que compromete a una entidad o compañía aseguradora a dar una determinada cantidad de dinero o asistencia a la entidad o persona asegurada o beneficiaria en caso de accidente a cambio del pago de una cantidad de dinero.

Es aquella persona o entidad titular del interés del objeto del contrato de seguro. En muchos casos, la persona o entidad asegurada coincide con la tomadora, pero no siempre es así como pasa con las personas menores de edad.

Es la persona, empresa u organización que suscribe el contrato de seguro. A la persona o entidad tomadora le corresponden las obligaciones y deberes de este contrato excepto que tengan que ser asumidos por la persona, entidad u organización asegurada.

Es la persona, empresa u organización designada por la tomadora para ser la titular del derecho a percibir las prestaciones de un contrato de seguro. En muchos casos, la persona, empresa u organización beneficiaria y asegurada son la misma pero hay excepciones. En el caso de un seguro de vida, por ejemplo, la beneficiaria recibe una compensación en caso de defunción de la persona asegurada.

La aseguradora, ya sea una entidad, compañía de seguros o mutualidad, es quien asume el riesgo pactado y que queda por escrito en el contrato de seguro.

Las coberturas son los compromisos aceptados por la aseguradora según las cuales asumirá los gastos económicos que se deriven de un hipotético siniestro hasta el límite de la suma asegurada.

La prima es el precio del seguro.

El Impuesto sobre las Primas de Seguros (IPS) es el tipo de impuesto más común en el sector asegurador y se aplica a la gran mayoría de los productos contratados en el Estado Español.

A partir del 1 de enero de 2021, este impuesto aumentó del 6% al 8%.

Una póliza es un contrato de seguro. Es el documento en el cual se reflejan las condiciones que regulan el seguro. Forman parte del contrato de seguro las condiciones generales, las particulares que individualizan el riesgo, las especiales (en caso de que hubieran) y los suplementos o apéndice que complementan o modifican el contrato.

Es una aportación a cargo de la persona o entidad asegurada o beneficiaria pactada en caso de siniestro.

Queda reflejada en el contrato de seguro para cada uno de los riesgos cubiertos. Esta cantidad se descontará de la indemnización que corresponda según el siniestro.

Es un periodo durante el cual todas o alguna de las coberturas del seguro no tienen efecto. Normalmente se estipula al principio del contrato.

A grandes rasgos, el continente agrupa todos aquellos elementos que conforman la estructura constructiva del inmueble (paredes, techos, suelos, puertas, ventanas, escalas, instalaciones eléctricas y de agua, etc.) mientras que el contenido son aquellos elementos que se encuentran en el interior del inmueble, ya sean propiedad de la persona propietaria o inquilina (muebles, electrodomésticos, objetos decorativos, etc.).

Sí, tienes que contactar con nosotras para informarnos del cambio. Es importante hacerlo porque puede suponer un cambio de riesgo de tu seguro. Puedes contactar por correo electrónico escribiéndonos a arccoop@arc.coop o a través de nuestro formulario de contacto.

Seguros éticos

Arç Cooperativa creemos que el desarrollo de los seguros éticos pasa por un proceso. Todavía no podemos cubrir las necesidades aseguradoras de todas las empresas, entidades y personas a las cuales ofrecemos seguros con productos certificados como éticos y solidarios porque no hay bastantes compañías certificadas. No obstante, hoy día el volumen de primas anuales de las compañías aseguradoras certificadas para ofrecer seguros éticos en el Estado roza los 800 millones de euros, lo que demuestra un cambio en la dinámica.

El objetivo es cubrir todas las necesidades aseguradoras de las organizaciones de la economía solidaria y del mundo asociativo. Nuestra prioridad es atender estas necesidades con productos certificados, pero mientras tanto, incrementamos el poder de compra y presionamos para que las compañías hagan suyos los criterios del sello EthSI. Durante esta transición, nuestros clientes se benefician de los precios ventajosos obtenidos a través de la compra colectiva.

El Observatorio de las Finanzas Éticas, el encargado del sello, utiliza la información obtenida a partir de unos parámetros básicos para determinar el nivel de registro. En el caso de las corredurías, como Arç Cooperativa, se tienen en cuenta la vigencia de la memoria de sostenibilidad y las mejoras introducidas con respecto a ejercicios anteriores. El sello también evalúa el tipo de empresa y su código ético. La tercera gran variable que se analiza es la evolución de la organización como proveedora de la banca ética.

Cuando el Observatorio de las Finanzas Éticas registra una compañía aseguradora, en la gama básica del registro apunta que un «porcentaje» de las inversiones son éticamente responsables. Por lo tanto, en el momento de transición actual sí puede suceder que una parte de la inversión no sea socialmente responsable. Sin embargo, si una compañía certificada realizara inversiones calificadas de «máxima sensibilidad ética», como invertir en armamento o paraísos fiscales, el Observatorio le retiraría el sello.

Contratar un seguro

Puedes pedir un presupuesto de un seguro si rellenas y envías uno de los formularios que encontrarás en nuestra página web según qué sea tu necesidad:

Una vez nos hayas enviado tu solicitud de presupuesto, una persona del equipo empezará a buscar el producto que mejor cubra tus necesidades aseguradoras priorizando las compañías con certificación ética y solidaria.

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible a través del correo electrónico para hacerte llegar una propuesta o para pedirte datos adicionales que nos ayuden a encontrar el producto que mejor se adecue a lo que necesites.

Si pasados unos días no hemos contactado contigo, recomendamos que revises el buzón de correo basura de tu correo electrónico.

A Arç Cooperativa queremos que el equipo de personas pueda hacer compatible su actividad profesional con su vida personal. Por lo tanto, te pedimos comprensión por nuestra jornada laboral y paciencia si has contactado con nosotros en días festivos o fines de semana.

Documentación

Arç Cooperativa te mandaremos un documento con las condiciones particulares de tu seguro a través del correo electrónico.

La compañía o entidad aseguradora te hará llegar el contrato de seguro y el IPID, el Documento de Información Previa, un documento que recoge con lenguaje sencillo y comprensible la información básica del producto asegurador.

Además, cada compañía o entidad aseguradora puede enviar otros documentos complementarios según el producto contratado.

Un contrato de seguro es un texto que refleja las condiciones que regulan el seguro.

En cambio, un certificado es un documento que emite la correduría o la entidad o compañía aseguradora y que da fe de la existencia de ciertas coberturas.

Siniestro

Un siniestro es un accidente, en otras palabras, un hecho que produce un daño personal o una pérdida material.

Recuerda tener siempre a mano la documentación de tu seguro donde podrás encontrar el nombre de la compañía o entidad aseguradora y el número de contrato de seguro.

Con una declaración amistosa de accidente con otros vehículos implicados

Si sufres un accidente de automóvil en el que hayan intervenido otros vehículos, intenta siempre que sea posible rellenar el modelo impreso para declarar siniestros de automóvil "Declaración Amistosa de Accidente". Este documento agilizará los trámites entre las entidades aseguradoras y minimizará la posibilidad de conflicto o discrepancia en el caso que se tenga que determinar quién tiene la responsabilidad en el accidente.

Tienes que mandar la "Declaración Amistosa de Accidente" a tu compañía cuanto antes mejor. Puedes encontrar los datos de contacto en nuestra página de asistencia.

Sin una declaración amistosa de accidente con otros vehículos implicados

Si has sufrido un accidente con otros vehículos implicados, pero no has podido rellenar la "Declaración Amistosa de Accidente", es imprescindible recoger los datos mínimos del vehículo contrario: la matrícula, la marca y el modelo. Si es posible, pide también el nombre y los apellidos de la persona conductora, compañía aseguradora y número de contrato de seguro. En caso de que no llegues a un acuerdo, te recomendamos avisar a algún cuerpo policial o alguna otra autoridad para que puedan realizar un atestado del accidente.

Tienes que mandar toda esta información a tu compañía o entidad aseguradora cuanto antes mejor. Puedes encontrar los datos de contacto en nuestra página de asistencia.

Con una declaración sin otros vehículos implicados (daños al aparcar)

Ponte en contacto con tu compañía o entidad aseguradora para informar que necesitas reparar el vehículo. Puedes encontrar los datos de contacto en nuestra página de asistencia.

La compañía o entidad te pedirá información como la fecha del siniestro, tu versión de los hechos, la información de los daños y los datos completos del taller donde quieres reparar el vehículo.

Para declarar un siniestro en el hogar te recomendamos llamar directamente a tu compañía o entidad aseguradora. Así podrás agilizar los trámites para la visita de una persona técnica si fuera necesario. Puedes encontrar los datos de contacto en nuestra página de asistencia.

¿Qué datos te pueden pedir?

  • Los datos personales de la persona asegurada (nombre, apellidos y DNI, NIE o pasaporte).
  • Los datos del contrato de seguro.
  • La fecha del siniestro.
  • Una descripción del lugar del accidente, las causas que lo han provocado y los daños ocasionados.
  • En caso de que hubiera una tercera persona perjudicada (por ejemplo, si has provocado una gotera a tu vecina), te pedirán también sus datos.
  • Si el siniestro que has sufrido en tu hogar ha sido causado por otra persona, serán necesarios su nombre, domicilio, teléfono, compañía o entidad aseguradora y el número de contrato de seguro.
  • Un teléfono de contacto.

Para declarar cualquier otro siniestro, visita esta página y sigue las instrucciones que encontrarás.

Renovaciones, cancelaciones y anulaciones

Si quieres dar de baja un seguro, tienes que informarnos por escrito, enviándonos un correo electrónico a arccoop@arc.coop, una carta certificada o un mensaje a través de nuestro formulario de contacto.

Para dar de baja un seguro, tienes que avisarnos con un mínimo de 30 días de antelación.

La mayoría de los seguros se renuevan cada año.

Si el pago de tu seguro está domiciliado, anualmente, Arç Cooperativa o la entidad o compañía aseguradora te giraremos un recibo correspondiente al precio anual de tu seguro. Previamente, se te notificará del cobro del recibo por domiciliación bancaria.

Si no tenso domiciliado el pago de tu seguro, Arç Cooperativa te mandaremos el recibo y te indicaremos el plazo para abonarlo.

Si dejas de pagar un recibo, la entidad o compañía aseguradora considera que el seguro estará impagado y el contrato de seguro quedará anulado.

Nos pondremos en contacto contigo para informarte si un seguro ha sido anulada por impago.

Puedes cambiar tu seguro de otra correduría o entidad mediadora con nosotras siempre que el contrato sea con una compañía con la cual trabajamos.

Para hacerlo, contacta con nosotras por escrito, enviándonos un correo electrónico a arccoop@arc.coop o un mensaje a través de nuestro formulario de contacto.

Sí, es muy importante informarnos para que podamos actualizar tus datos. Si tu seguro se renueva automáticamente, es fundamental tener tu cuenta bancaria actualizada. Debes ponerte en contacto con nosotras mandándonos un correo electrónico a arccoop@arc.coop.